sábado, 24 de diciembre de 2011

Estudios genéticos sobre el Ibis eremita

Hasta ahora tan solo se han realizado dos estudios sobre la genética del Ibis eremita. Cada uno aborda el problema a un nivel diferente:
- las diferencias entre la población oriental y la occidental y las similitudes con Geronticus calvus.
- las diferencias entre la población existente en Marruecos y otra, extinguida, pero presente en cautividad.

El primero de estos estudios (Pegoraro et al., 2001) examinó dos segmentos del genoma mitocondrial de aves marroquíes y turcas. Se localizó una mutación en una porción de 307 pares de bases del gen del citocromo b (ampliamente utilizado en los estudios de filogenética y genética de poblaciones) que diferenciaba claramente ambas poblaciones.
Este descubrimiento es muy importante para la conservación de esta especie críticamente amenazada y refuerza la idea de que el origen de las aves debe de ser seriamente examinado y considerado en los programas de reproducción en cautividad y de reintroducción. Algunas diferencias físicas ya habían sido detectadas con anterioridad.
Los mismos autores determinaron también, a través del ADN mitocondrial, la estrecha proximidad entre las dos especies del género Geronticus.
El segundo trabajo (Broderick et al., 2001) analizó una secuencia de 882 pares de bases de la región de control del ADN mitocondrial de 30 ejemplares, 19 aves muertas recientemente (a partir de 1996) del Parque Nacional de Souss-Massa y once fundadores de la población cautiva del zoo de Rabat. Estos individuos habían sido capturados en el Medio Atlas en el período 1976-77.
La secuenciación reveló 15 haplotipos (fragmentosde DNA que se transmiten juntos) relacionados próximamente, nueve en la región de Souss-Massa y ocho en Rabat. Sólo se compartían dos haplotipos entre ambas localidades. Los análisis preliminares indican que estas dos poblaciones se diferenciaban significativamente en la frecuencia de haplotipos. Esto es, la colonia de Souss-Massa y la ahora extinguida del Medio Atlas estaban aisladas demográficamente y tan sólo intercambiaban unos pocos individuos.
Antes se pensaba que los ibis del Medio Atlas hubieran emigrado en forma más o menos masiva tras la desaparición de sus colonias de origen, pero eso no es compatible con los resultados actuales, ya que en ese caso, los ibis de Souss-Massa tendrían más haplotipos en común.
Ya que la mayor parte de las colecciones zoológicas en el mundo tienen su origen en el Medio Atlas, los recursos genéticos representativos de ellas estarían bien representados en cautividad pero las de la región de Agadir no lo están.

Sería extremadamente importante profundizar y ampliar los estudios genéticos, incluyendo poblaciones cautivas de procedencia documentada además de materiales biológicos en colecciones científicas (pieles, etc.). Esto permitiría mejorar nuestra percepción de la relación existente entre las poblaciones extinguidas para entender mejor la situación actual.


Broderick, D. & Korrida, A. 2001. Latest genetic evidence for historical population structuring among colonies of Northern Bald Ibis (Geronticus eremita) in Morocco. In Bowden, C. I.A.G.N.B.I. Newsletter 1.

Pegoraro, K. ; Föger, M. & Parson, W. 2001. First evidence of mtDNA sequence differences between Northern Bald Ibises (Geronticus eremita) of Moroccan and Turkish origin. Journal of Ornithology, 142 (4): 425–28


Pegoraro, K. ; Föger, M. & Parson, W. 2001.  Mitochondrial DNA sequence evidence for close relationship of Bald Ibis, Geronticus calvus, and Waldrapp Ibis, G. eremita. Ostrich, 72 (3-4):215-216

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...