miércoles, 27 de mayo de 2015

Preocupación por los últimos ibis eremita en Siria debido al conflicto bélico


La situación bélica que padece Siria está causando una tragedia humana de grandes proporciones. En medio del drama que la población está sufriendo aparecen en los medios de comunicación otras preocupaciones. Una de ellas es el daño que los combatientes del llamado Estado Islámico puedan hacer a las ruinas grecorroanas de Palmira, declaradas Patrimonio de la Humanidad, una vez que han tomado la ciudad y anteriormente ya han destruido obras de arte en otras ubicaciones.

Ahora, los medios de comunicación están recogiendo otro asunto, esta vez relacionado con una de las especies de aves más escasas y amenazadas del planeta. Y es que se da la circustancia de que en Palmira se encontraba una de las dos únicas poblaciones salvajes de ibis eremita que existe en el mundo. La otra se encuentra en las costas del Atlántico marroquí.

El técnico de SEO/BirdLife Jorge Fernández Orueta, que trabaja desde hace años en colaboración con GREPOM (BirdLife Marruecos) custodiando los ibis eremitas del país vecino, ha explicado a Cataluña Radio lo que está ocurriendo y cómo se encuentra la especie a nivel mundial.


http://www.seo.org/wp-content/uploads/2015/05/cataluña-radio-ibis-en-siria-entrevista-orueta-25-de-mayo1.wav


Como han recogido El Periódico y ABC, la semana pasada el Estado Islámico (EI) entró de nuevo en la ciudad de Palmira y tomó un tercio de la población. Los yihadistas entraron en la urbe tras combates contra las fuerzas del régimen de Bachar al Asad.

En Palmira se localizaban los únicos ejemplares de ibis eremita de cuya presencia se tenía constancia en Siria. El ave había sido declarado extinta en el país hace más de 70 años, hasta que en 2002 se encontraron siete individuos de la especie. A pesar de la protección a la que se sometió a la especie, los efectivos de ibis eremita se había reducido a cuatro. Tres de ellos fueron abandonados cuando el EI irrumpió en la ciudad. Las autoridades han ofrecido una recompensa de 1.000 dólares por información sobre el paradero del cuarto, llamado Zenobia, que es el único que conoce la ruta de migración hasta los cuarteles de invernada en Etiopía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...