lunes, 11 de febrero de 2013

Tajo de las figuras

En el Tajo de las Figuras, en el municipio de Benalup - Casas Viejas, se encontraron en 1913 unos dibujos esquemáticos que luego se han clasificado en un tipo particular de pintura rupestre, el arte sureño, que abarca al sur de Andalucía. Los dibujos de este tipo en la región abarcan un período de unos 20.000 años, lo que hace que formen un conjunto extraordinario, que permite seguir la evolución en el estilo y la técnica a lo largo de un largo período en una misma zona. La mayor parte de las pinturas de este género se encuentran en la provincia de Cádiz.
En concreto, el Tajo de las Figuras tiene pinturas del Neolítico y del Calcolítico (Edad del Bronce). Entre las figuras, se encuentran numerosas aves.

Figura 1
En los calcos utilizados en 1929 por H. Breuil y M.C. Burkitt para su descripción de las pinturas (texto de la primera página arriba), se pueden identificar algunas especies.

Por ejemplo en la primera figura se pueden imaginar un calamón abajo a la derecha, en la segunda el dibujo de la esquina superior izquierda podría representar a una grulla, en la tercera parece que hay una avoceta en la esquina inferior derecha, mientras que en la última figura parece haber al menos un flamenco en el centro. El resto, apenas se pueden identificar como zancudas, incluso en algunos casos, apenas parecen aves.

Figura 2

Figura 3

En la figura 4 algunos han interpretado que se pueden distinguir algunas representaciones de ibis eremita, concretamente arriba en el centro y abajo a la izquierda, por el pico curvo y una apariencia de "moño" en uno de los dibujos.

Figura 4
Sin embargo, lamentablemente, estos podrían representar a zarapitos o moritos o, simplemente, que los picos sean curvos por errores en el trazo. La cresta del ave de la esquina inferior podría ser uno más de los muchos defectos de trazado o daños que presentan muchas otras figuras, como dedos suplementarios o apéndices difíciles de identificar.

Por desgracia, no se puede considerar estas pinturas como una prueba incontestable de la existencia de ibis eremita en el Sur de la Península Ibérica en el período mencionado. Recordemos que los restos fósiles en el Levante Ibérico sí han sido bien estudiados, pero que corresponden a un período muy anterior.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...