jueves, 7 de julio de 2011

El aporte de agua

Aunque los ibis eremita viven en una zona relativamente árida y, probablemente, adquieren una buena parte del agua que necesitan de sus presas, también necesitan beber. Los adultos, con frecuencia, se aproximan a los ríos donde beben, descansan y se acicalan. De hecho, uno de los lugares más recomendados para avistar ibis eremitas es en la desembocadura del río Tamri.
Abrevadero para el ibis eremita, detalle y vista general 
con siete ibis alrededor. 

El aporte de agua a los pollos, parece ser vital. En particular cuando el alimento escasea o existen dificultades para que los padres lo busquen, es fácil que los pollos mueran antes deshidratados que de inanición.
Entre 1998 y 2002, se llevó a cabo un experimento con la colaboración del Parque Nacional de Souss-Massa, RSPB y SEO/BirdLife para evaluar la dependencia de este recurso. El diseño experimental sirvió para demostrar que la provisión  de agua dulce a pequeña escala cerca de las colonias de cría ocasionaba un aumento en la supervivencia de los pollos. El incremento era mayor en los años con escasas precipitaciones, pero fue positivo en todos los años.


Gracias a este experimento, desde 2003 se incorporó el aporte de agua dulce en abrevaderos disimulados cerca de las colonias donde los padres pueden aportar el líquido vital a sus pollos, lo que es probablemente uno de los factores del elevado éxito reproductor de las colonias.
Fuera de la época de reproducción, los ibis se mueven más dado que no tienen que volver periódicamente a los nidos, por lo que el acceso al agua no requiere desplazamientos específicos y costosos.


Smith, K. W., Aghnaj, A., El Bekkay, M., Oubrou, W., Ribi, M., Jimenez-Armesto, M. and Bowden, C. G. R. (2008) The provision of supplementary fresh water improves the breeding success of the globally threatened Northern Bald Ibis Geronticus eremita. Ibis, 150: 728-734.

1 comentario:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...