jueves, 10 de marzo de 2011

Reproducción del Ibis eremita en 2010


El seguimiento de la reproducción que se realiza gracias a los guardas del Proyecto de conservación del ibis eremita bajo la supervisión del personal del Parque Nacional de Souss-Massa. Esta permite registrar todos los parámetros relacionados con la reproducción, como el número de parejas, el número de pollos nacidos y el número de pollos que llegan a volar. En 2010, la nidificación del ibis eremita se inició en la segunda semana de febrero y finalizó a principios de junio. En toda la región se formaron 118 parejas, de las cuales 69 estaban en el parque nacional y 49 en la colonia de Tamri.
Sin embargo, tan sólo 105 llegaron a poner huevos, de las cuales 57 estaban en el parque y 48 en Tamri. Esto se explica por la inexperiencia de algunas jóvenes parejas y, en ocasiones, por la ausencia de espacio en ciertas colonias.
Llegaron a volar un total de 138 pollos, esto es, 10 pollos más que en 2009. Los 80 pollos censados en el PNSM y los 58 de Tamri dan un éxito reproductor de 1,4 pollos/pareja en Massa y de 1,2 en Tamri. La media de 1,3 pollos/pareja que han dejado el nido en 2010 representa una mejora respecto a 2009 cuando el éxito reproductor fue tan sólo de 1,1 pollos/pareja.

El seguimiento de la reproducción ha permitido registrar un aumento considerable del número de parejas reproductoras.


Al inicio del proyecto de conservación del ibis eremita, en 1994, el número de parejas reproductoras era de 65 que fue aumentando sensiblemente hasta las 77 de 1996. Ese año, la mortalidad inexplicada de 38 adultos supuso una reducción del número de parejas a 59. Esta pérdida no se recuperó hasta 2000, año en el que se alcanzó de nuevo el número inicial de parejas. Desde 2007 este número supera el centenar.
En el gráfico se puede también observar que el número de pollos volados sigue también una tendencia positiva y en la temporada de 2010 se superó el récord de 138 pollos. Existen ciertas fluctuaciones interanuales, que probablemente dependen de condiciones ambientales. Sin embargo, no cabe duda de que las acciones realizadas dentro del proyecto han potenciado esta tendencia. La vigilancia de las colonias impide las molestias y el establecimiento de algunas medidas de manejo del hábitat como la limpieza y el ensanche de plataformas de nidificación o el suministro de agua dulce cerca de las colonias contribuye a mejorar la reproducción y la supervivencia.
En la foto (15 de mayo de 2010) se puede observar a una decena de volantones reposando.

La población de ibis eremita en la región de Souss-Massa ha experimentado un crecimiento en los últimos años también en el número total de individuos que, en la actualidad, ronda los 490 ejemplares. Estos incrementos han sido potenciados, sin duda, por las medidas de vigilancia y conservación en particular durante el período crítico de la reproducción.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...